Un diseño limpio y sencillo para sus tarjetas de presentación era la prioridad del doctor Juan David Roa. Misión cumplida, un doctor contento significa un Sapote feliz.